Dulce café cubano dulce

La isla de Cuba nunca ha producido variedades de café que destaquen por sus sabores y aromas por encima de los clásicos más cultivados en el Hemisferio Americano. El café que se produce en Cuba no puede competir con las variedades arábigas brasileñas o con las de Colombia y Costa Rica.

El clima es un factor, la limitada tradición y producción cafetera cubana y la selección de variedades de cafés son los inconvenientes de sus producciones para estar a la altura de los tipos de café que son estrella en el mundo y están en las tazas y en el boca a boca de los consumidores.

Si las características del café cubano son limitadas, la manera en la que se preparan sí que están fuera de los límites, muy por encima, por creatividad y por sabor.

El cafecito

Uno de esos cafés cubanos de preparación original, una buena oportunidad para tomar café en la oficina a la manera mambí, es el café cubano, también llamado expresso cubano o, simplemente, el cafecito.

Se trata simplemente del maridaje entre café extraído de una cafetera y azúcar, con toda su cafeína natural.

Pero, no un azúcar cualquiera, sino el de Demerara, como se conoce al azúcar moreno de Guayana en el mundo anglosajón, fundamentalmente en el Reino Unido.

El secreto está en añadir el azúcar moreno en el receptáculo de la cafetera en el que gotea el café cuando el agua va saliendo y se va difundiendo.

Primer café

Otros amantes del café, más sibaritas, mezclan el primer goteo del café recién salido con el azúcar y luego lo añaden a la mezcla total de las tazas que se van a servir, con éso, consiguen que las partículas de azúcar se disuelvan, se concentren y se facilite la integración de la bebida en el resto de las tazas de café caliente.

Quien se deje seducir por el café cubano, notará que beber café, de esa forma, es distinto, el sabor resulta más dulce que de la forma tradicional, cuando se disuelve el azúcar después de servir el café en las tazas.

 

 

Tags: , , ,

Si te gustó, no dudes en dejar un comentario o suscribirte a los feeds y recibir las novedades de El-Cafe en tu lector de feeds.

Deja un comentario