Café, elixir para la vida

El café hace mucho por el placer, por el placer de beber café. Pero, más allá, la bebida es un eficiente agente defensor de la salud y del bienestar del organismo humano, en la medida en que contiene antioxidantes que frenan el envejecimiento y hasta algunos procesos cancerígenos.

El café rejuvenece y lo hace porque destruye los radicales libres contenidos en el cuerpo que son los responsables del deterioro físico del organismo. Y es que el café de una cafetera tiene una concentración bastante alta de antioxidantes que son los que participan en la eliminación de esos radicales libres.

Los radicales libres son sustancias que atacan directamente a las células, frenan su reproducción natural y la renovación de tejidos, de órganos y de fluidos necesarios para la vida.

Indirectamente, la acción de los antioxidantes del café detienen el envejecimiento de la capa de piel que recubre todo el cuerpo, ayudan en alguna medida a frenar procesos como los del Alzheimer, los de ciertos tipos de hepatitis y hasta los de algunos tipos de cáncer.

El riesgo de cáncer se reduce porque el café incluye una variedad de antioxidantes que conocemos como polifenoles que hacen mucho para evitar que surjan las células cancerosas. Son los beneficios del café, algunos de ellos.

Otros, no menos importantes en una relación con poco rigor pero esclarecedora del poder de esta bebida, son, por ejemplo, la aceleración en la destrucción de la grasa o el retraso en su fijación en el entorno celular del organismo, pero también la mejora en la estabilidad de la presión arterial. Una buena noticia para los hipertensos.


 

Tags: , , , ,

Si te gustó, no dudes en dejar un comentario o suscribirte a los feeds y recibir las novedades de El-Cafe en tu lector de feeds.

Deja un comentario